Suscríbete Gratis a Éxito Empresarial | Recomienda Amigos | Qué dicen los Suscriptores | Artículos | ¿Qué es el ICIME? | Lista de Empresas | Contactar | Inicio

   
 
 
 
 

Acerca de Creencias, Prosperidad, y Oportunidades — y el Rol de Liderazgo que Tú Jugarás en la Nueva Era que Emerge...

   


 

Suscríbete Gratis a
Éxito Empresarial

Obsequia una Suscripción
a tus Amigos

Qué dicen los Suscriptores...

Artículos

¿Qué es el ICIME?

Lista de Empresas

Contactar

Inicio

 

   

Por Alejandro Pagliari


Miércoles 16 de Julio del 2003


Alejandro Pagliari

Hola,

Esta edición es acerca de cómo usar el recurso más importante que todos los seres humanos tenemos — nuestra mente.

Descubrirás las fuerzas que te han estado controlando durante toda tu vida sin que lo supieras, y este conocimiento te abrirá las puertas a la dimensión del verdadero libre albedrío.

También revelaré las claves para que manifiestes prosperidad en todas sus formas. Claves que están siendo usadas por miles de personas alrededor del mundo en este mismo momento, para ser más felices, saludables, y tener seguridad financiera.

Este es sin lugar a dudas el artículo más importante que he escrito hasta la fecha. ¿Por qué? Porque como veremos en breve, si tu “modelo del mundo” es tóxico (y si lo es probablemente no estés consciente de que así sea) de nada sirven las mejores técnicas de marketing del mundo. Sin saberlo, sabotearás una y otra vez todos tus esfuerzos para mejorar tu negocio y tu futuro.

Veremos ejemplos de los e-mails que algunos de los suscriptores de Éxito Empresarial me han enviado (quizás descubras que he incluido algún mensaje tuyo o de alguno de tus colegas.) Analizaremos las creencias que nos limitan, y las creencias que nos impulsan a ser más prósperos. Asimismo podrás “espiar” en las conversaciones que he tenido con algunos de los expertos más reconocidos en el área de la prosperidad.

Pero también es justo advertirte...

Esta edición trata temas que pueden entrar seriamente en conflicto con tus creencias. Una vez que leas este artículo, nunca más podrás ver al mundo de la misma forma. Si la perspectiva de leer este tipo de información te incomoda, no sigas leyendo. Si en cambio decides seguir adelante y leer, te aconsejo que encuentres un lugar tranquilo en el que nadie te moleste por la próxima media hora.

Ahora sí, sin más preámbulos empecemos hablando de...

Mapas y territorios...

Estoy seguro que alguna vez has usado un mapa para encontrar un lugar. Por ejemplo, el mapa de la ciudad en la que vives. Y también estoy seguro que nunca confundiste las calles dibujadas en el papel con las calles reales. Esto es perfectamente claro, ya que todos sabemos que el mapa NO es el territorio. Es obvio que el mapa es solo una representación de la ciudad, no la ciudad misma.

Sin embargo, si eres como la mayoría de la gente, a diario confundes tus creencias con los hechos. Veamos lo que quiero decir con el siguiente ejemplo.

Como ya sabes, durante mucho tiempo la gente creyó que el Sol giraba alrededor de la tierra. El hecho (territorio) es que es la Tierra la que gira alrededor del Sol, pero la gente pensaba que su creencia (el mapa o “modelo” que habían utilizado para interpretar lo que veían) era la verdad.

Veamos otro ejemplo...

Juan, María y Pedro están acampando. De repente ven una serpiente (hecho.) Juan solo ve una oportunidad de mostrarle a María lo valiente que es, y llevarse un trofeo para su casa. María se paraliza de medio, ya que debido a una mala experiencia en su infancia (fue mordida por una serpiente y estuvo muy débil por una semana) ha desarrollado una fobia a las serpientes. Pedro, que es muy supersticioso, interpreta la aparición de la serpiente como una señal inequívoca de que el lugar está habitado por una presencia maligna, y que algo muy malo va a suceder.

Esta historia nos ayuda a apreciar más plenamente que el significado que le damos a las cosas, no está en los hechos, palabras, conductas, o acciones. El significado yace más bien en la evaluación de cada persona o “creador de significados.”

La construcción de estos significados depende de nuestras creencias, y valores. En la historia anterior, el hecho o estímulo es exactamente el mismo para cada una de las personas. Sin embargo, el significado es totalmente diferente.

Es importante apreciar que el hecho, o mejor dicho, la interpretación del hecho crea un estado interior en la persona a nivel psíquico y físico. Es fácil ver que el estado de Juan es una mezcla de excitación, concentración y tensión. María experimenta una rigidez en sus músculos, su ritmo cardíaco está acelerado, y le cuesta respirar. Pedro en cambio, experimenta dolor en su estómago, y las piernas le tiemblan.

Nuestros pensamientos y creencias determinan cómo nos sentimos física y emocionalmente — ya que nuestras mentes están íntimamente ligadas a nuestros cuerpos.

Lo curioso es que a los tres meses de este evento, María hizo un tratamiento y se deshizo de su fobia. Había sufrido de esta fobia por más de 15 años, y acudido a terapia tradicional por 8 años sin mucho progreso. Sin embargo, y por más extraño que parezca, un misterioso experto en fobias la liberó de su aversión en solo 10 minutos. Actualmente María puede ver (y hasta tocar) una serpiente y sentirse intrigada por la experiencia. Su cuerpo experimenta ahora calma, control, y curiosidad.

¿Cómo puede ser que el significado que María atribuía al evento cambie de esta forma?

Lo que sucede es que el significado no tiene una realidad “externa” más allá de nuestro ser. El significado no existe (y no puede existir) separado de una persona o “creador de significado.” Se necesita una mente humana para crear, comunicar, y experimentar significado. El significado solo existe como parte de nuestro mundo interior.

El significado que atribuimos a un hecho es maleable. Por supuesto que no es tan flexible como para que cualquier cosa signifique cualquier cosa, pero como vimos en el ejemplo de la serpiente, los diferentes significados que se pueden atribuir a un hecho son múltiples.

Lo interesante es que es posible cambiar estos significados y creencias rápidamente, si se sigue un proceso natural de cambio. El experto en fobias sabía cómo cambiar estas creencias, y por lo tanto le fue posible hacerlo rápidamente (Dicho sea de paso, esto no es un invento de mi imaginación, hay expertos que logran liberar gente de sus fobias de por vida, en menos de 10 minutos.)

¿Cómo podemos diferenciar los hechos de nuestras creencias?

Un hecho es lo que puedes describir a través de lenguaje sensorial (lo que percibes a través de tus ojos, oídos, tacto, etc.) Por ejemplo, “Vi aparecer una serpiente.”

Una creencia es algo que describes con lenguaje evaluativo (emociones, sentimientos, etc.) Por ejemplo, “Las serpientes son malas” es una creencia.

Cómo formamos nuestras creencias...

Desarrollamos creencias, mapas o modelos del mundo precisamente para darle sentido al mundo. Nuestros mapas mentales nos ayudan a reducir el tamaño y la complejidad del mundo en que vivimos. Esto nos hace sentirnos en control de nuestra “realidad.”

Los mapas y las creencias nos ayudan a borrar una gran cantidad del desborde caótico de información a nuestro alrededor — dirigiendo nuestra atención a un marco de referencia organizador. Nuestro cerebro borra la mayoría de la información y luego generaliza esos datos en forma de mapas mentales o creencias, basados en los cuales actuamos.

Demás está decir que este proceso distorsiona las cosas, creando una interpretación (mapa) de un hecho. A veces de forma útil (el mapa, creencia, o modelo nos provee con una interpretación funcional que nos beneficia) y otras veces de forma inútil (la nueva creencia es limitante o restrictiva.)

Comprender esto nos da el poder de auto liberarnos de las creencias que nos aprisionan y transformarlas en creencias más útiles. Ahora podemos ver nuestros viejos mapas con nuevos ojos y un sentido de opción. Podemos considerar la oportunidad de “remapear” — para crear nuevos y mejores mapas mentales.

Al fin de cuentas, somos nosotros quienes construimos nuestras realidades internas. El proverbio bíblico lo expresa de forma simple y precisa, “Lo que el hombre piensa en su corazón, eso es.” Lo que somos (nuestra realidad) opera en función de nuestros mapas. Esto establece los cimientos de nuestra responsabilidad personal en la construcción de mapas útiles.

Cuando cambiamos la forma en que vemos al mundo podemos transformar completamente nuestra vida. Y como veremos, una realidad enteramente nueva puede surgir — marcando el nacimiento de nuevas posibilidades, oportunidades, creaciones, y experiencias.

ALERTA ROJA...

Cuando nos enredamos en nuestros propios mapas, tendemos a olvidar que nuestras creencias y opiniones son tan solo mapas mentales — nuestro modelo del mundo a través del cual filtramos los verdaderos hechos.

Como ya vimos creamos mapas mentales sobre nosotros mismos, los demás, el mundo, lo que las cosas son, cómo funcionan, lo que significan, su importancia, cómo se interrelacionan, etc. Estas interpretaciones pronto dejan de ser conscientes, creando “cajas mentales” desde las que operamos una y otra vez de manera automática en nuestra interacción diaria con el mundo. Pensamos dentro de esas caja. Sentimos dentro de esa caja. Vivimos dentro de esa caja. Esa caja se transforma en nuestro mundo. Nos hace sentir a salvo, seguros y protegidos. Identificando la “realidad” para nosotros.

Sin lugar a dudas, esto es lo que hace a nuestras creencias tan increíblemente importantes. No es sorpresa que tengan de hecho tanta influencia. Gobiernan nuestra percepción de los hechos, y una vez instaladas, nuestras creencias tienden a cobrar vida propia.

Considera el caso de un adolescente (llamémoslo Juan) que fue golpeado una y otra vez cuando era niño y que todavía recuerda la experiencia y las palabras de insulto. “¡Mocoso estúpido, nunca tendrás éxito en la vida con esa actitud!”

Ahora supone que el niño crece y construye varias creencias basadas en esas experiencias. Supone que llega a las siguientes conclusiones:
“Nunca seré bueno para nada.” “Algo está mal conmigo. Debo ser subnormal o algo parecido ya que tengo esta “actitud” que provocaba tanto a mi papá.” “No me siento muy querido o deseable, por lo cual, no debe ser fácil quererme.”

Dados estos significados evaluativos, ¿sería difícil adivinar el tipo de estados psicológicos y fisiológicos que Juan creará continuamente para si mismo en el correr de su vida? Estos estados, probablemente refuercen y profundicen su sentimiento de pena. Solo le darán “prueba” de la validez y precisión de sus creencias restrictivas y limitantes. Sin darse cuenta, Juan ha creado un marco de referencia que está ahora fuera de su nivel de conciencia.

El doloroso estado mental en el que se encuentra, hará que sus pensamientos se transformen en una realidad. Y esto funciona como si fuera “magia negra.” Este marco de referencia o forma de ver el mundo busca e invita más de lo mismo — transformándose en un círculo vicioso.

A medida que Juan crece y recibe más de lo mismo, sigue reforzando sus creencias: “Nunca cambiaré. Mi vida es así. Nada de hacerme ilusiones que las cosas van a mejorar. Soy un perdedor y siempre lo seré.”

Es fácil ver que si crees que “nunca serás bueno para nada,” que “no puedes hacer nada bien,” que “no tienes derecho a ser exitoso” — estas creencias se demostrarán en cómo te presentas a ti mismo, cómo hablas, caminas, actúas, piensas, y sientes.

Esto no solo habla de cómo todas las creencias e ideas tienen consecuencias y se manifiestan en nuestra realidad, sino también que cuando cambiamos nuestra forma de ver el mundo, cambia nuestra personalidad e identidad, al igual que nuestros comportamientos, hábitos, emociones, estados de ánimo, actitudes, salud — y por consiguiente — nuestro futuro y destino.

¿En control o controlado?

Como nuestras creencias gobiernan nuestras percepciones, entendimientos, valores, emociones, comportamientos, etc., quien sea (o lo que sea) que establezca un marco de referencia, logra por lo tanto control de la realidad y la experiencia resultante. Este conocimiento origina tanto miedo como entusiasmo.

Miedo porque las personas y las culturas pueden establecer (y efectivamente lo hacen) marcos de referencia fuera de nuestra percepción. Cuando alguien define un marco de referencia y lo “compramos,” éste puede encerrarnos en una caja — sin que siquiera nos demos cuenta de ello. (Me viene a la mente algo que escuché muchas veces en el transcurso de mi vida, “Los americanos son mejores para los negocios… a los latinos nos gusta la vida más fácil.” ¿Qué tal este marco de referencia cultural, que muchos repiten sin cuestionar y que sin dudas se manifiesta auto proféticamente en su realidad?)

Entusiasmo porque una vez que aprendemos cómo manejar este proceso, podemos verdaderamente elegir nuestros marcos de referencia y diseñar modelos del mundo que nos sirven mejor. (En el ejemplo anterior, un mejor marco de referencia es afirmar, “En el pasado, llegué a pensar que los americanos eran mejores para los negocios. Ahora me doy cuenta de cómo los latinos podemos también ser igual de exitosos.”)

La batalla por el control de nuestra mente se libra en diferentes frentes todos los días. En todo momento nos llegan marcos de referencia de los medios de prensa — periódicos, radio, televisión, conversaciones cotidianas, figuras de autoridad, etc. Pero ahora podrás estar atento para detectarlas y protegerte de aquellos que nos “alimentan” con creencias limitantes. Ahora puedes elegir a cuáles dar la bienvenida y a cuáles no aceptar o atribuir un nuevo significado. En el artículo Cómo y Por Qué hemos sido Programados desde la Niñez para Fracasar... Y Cómo puedes Usar este Conocimiento para Propulsarte al Triunfo podrás investigar más sobre este tema.

Piénsalo por un momento, al nacer no tienes ninguna de las creencias que tienes ahora. Eres como una hoja en blanco. A medida que vas creciendo empezamos a recibir creencias de otra gente. Primero de nuestros padres (que a su vez las recibieron de sus padres) luego de nuestros amigos, maestros, etc., etc.

Todas las experiencias humanas pasan en contextos — marcos de referencia culturales, personales, familiares, empresariales, etc.

Nuestro marco cultural opera típicamente fuera de nuestro estado de conciencia de modo que rara vez lo notamos. Para notarlo, tenemos que dar un paso fuera de ese contexto — por ejemplo visitar una cultura diferente. Entonces de repente somos conscientes de nuestras presuposiciones acerca de la vida, las relaciones, los valores, etc.

“En una aldea del Mediterráneo las personas viven 30 años más que el promedio de vida actual del ser humano. Luego de hacer varias pruebas (dieta, costumbres, estilo de vida, etc.) los científicos se dieron cuenta de lo siguiente: los habitantes viven más simplemente porque no “saben” que la gente “debe” morirse a los 78 años de edad. En su mundo es normal vivir hasta los 110 años o más y disfrutando de buena salud. Eso es lo que perciben y comprueban en su experiencia diaria, eso es lo que creen... y sus expectativas se transforman en realidad.”

No podemos cambiar eventos externos, personas, situaciones, etc., y aún así podemos cambiar nuestra forma de interpretar los hechos — y en consecuencia — nuestra respuesta a una situación. Ese es el poder que todos tenemos — el poder de elegir tomar control de nuestras vidas. El poder de dirigir nuestra propia mente, en vez de ser un esclavo de las creencias que recibimos por “ósmosis.”

Creencias tóxicas...

“Lo que creemos — eso somos...” y eso recibimos. Por ejemplo, si creemos que la gente nos va a herir, de repente desarrollamos “ojos” para buscar y ver dolor a nuestro alrededor. Cuando creemos en algo enviamos una señal muy poderosa a nuestro cuerpo, enviamos un comando sobre cómo sentir, qué “programa” activar, qué neurología poner en juego. Esto debería alertarnos del poder y el peligro de creencias limitantes como las siguientes:

  1. “No puedo aprender cosas con facilidad, todo me lleva el doble de tiempo que a otras personas.”
  2. “A mi edad estoy confinado al cuerpo que tengo. He hecho todo lo posible para estar en forma pero NADA funciona para mi.”
  3. “No soy el tipo de persona a la que le gusta leer.”
  4. “Para hacer dinero hay que tener suerte, contactos y tener una familia rica.”
  5. “Cada vez que me dices eso, me deprimo.”
  6. “No puedo cambiar — ¡yo soy así! Tengo este carácter fuerte porque soy hijo de italianos.”
  7. “La gente no puede controlar sus creencias.”
  8. “Con este gobierno no se puede hacer nada.”
  9. “Todo tiempo pasado fue mejor.”
  10. “El cáncer es una enfermedad mortal.”

Creencias tóxicas y limitantes como estas NO son simplemente pensamientos inofensivos. Operan como un campo de energía que nos rodea y esclaviza, generando un marco de referencia que gobierna todas nuestras operaciones mentales, emocionales y expresiones físicas. Aterrador, ¿verdad?

Como caso de estudio comprobemos la “veracidad” de la creencia: “El cáncer es una enfermedad mortal.”

Primero que nada quiero que veas lo que pasa cuando un médico te dice, “Lo siento mucho pero tienes cáncer — solo te quedan 3 meses de vida.”

Si aceptas lo que el médico te dice, esta creencia se convertirá en una profecía. No es la enfermedad lo que te mata — sino tu creencia de que la enfermedad es mortal.

Las autopsias de gente que supuestamente ha muerto en Haití por la magia negra del Vudú, revelan que la persona estaba en perfecto estado de salud. Hace poco, un limpiador que quedó encerrado en un vagón refrigerado, murió porque “sabía” que la temperatura del vehículo era de varios grados bajo cero y esto lo mataría. En realidad, cuando abrieron el vehículo al otro día, se dieron cuenta que el sistema de refrigeración había tenido una falla... y la temperatura era solo suficiente para darle un poco de frío.

Es un hecho que miles de personas se curan del cáncer. Los siguientes son algunos métodos que han funcionado para mucha gente.

  • Ver películas cómicas — este extrañamente simple método hace que al reírte liberes en tu cuerpo sustancias que ayudan a tu organismo a combatir las células cancerígenas;
  • A través de programas nutricionales;
  • Visualizando que tu cuerpo (o una luz o energía) ataca a las células cancerígenas; y muchas otras formas más.

Volvamos al ejemplo del médico y su predicción. La razón por la que aceptamos su “profecía,” es porque el médico es percibido como una figura de autoridad, y como veremos a continuación esto puede ser fatal...

En el libro Obediencia a la Autoridad por Stanley Milgram, se describe el siguiente experimento:

Varias personas fueron voluntarios para participar en un “inofensivo” experimento que creían era sobre “los efectos del castigo físico sobre la memoria.”

En el experimento participan tres tipos de personas. Un profesor o científico evidenciado por su túnica gris; un voluntario denominado “aprendiz” (en realidad un actor que está enterado del verdadero experimento); y uno de los auténticos voluntarios, denominado “maestro.”

El aprendiz (que es el actor) está encargado de memorizar una lista de palabras y el maestro (que es el voluntario auténtico) tiene la labor de darle un choque eléctrico cada vez que comete un error. El aprendiz está atado a una silla, mientras el maestro maneja la fuente eléctrica, bajo la dirección del científico. Al principio, la “supuesta” carga eléctrica solo produce cosquillas, pero luego va aumentando hasta causar verdadero dolor físico... o esto es por lo menos lo que el voluntario cree. Recuerda que el voluntario NO sabe que el aprendiz es un actor. Lo increíble es que a pesar de que el aprendiz grita que por favor lo liberen de la silla, que tiene una condición cardiaca, el voluntario continúa administrando estos choques...

El verdadero propósito del experimento era contestar la pregunta, “¿Cuando se trata de ‘su trabajo’... cuánto sufrimiento estará dispuesta la gente común a infligir a una persona completamente inocente?”

La respuesta encontrada a través del experimento fue alarmante. En vez de detenerse ante las súplicas del “aprendiz,” dos tercios de los “maestros” llegaron a dar el máximo voltaje de (supuestamente) 450 voltios, ignorando los gritos de dolor.

¿Qué es lo que llevó a personas como tú y yo a desplegar esta conducta? Simple. La creencia grabada a fuego desde nuestra infancia, de que debemos obedecer a personas en posiciones de autoridad.

Esta gente común, aunque de verdad trataron, no “pudieron” sobreponerse a las indicaciones del científico, quien los impulsaba a “cumplir con su tarea.” Los voluntarios odiaban lo que estaban haciendo, y agonizaban con cada grito de dolor del aprendiz, pero igual continuaron administrando el castigo.

Acaso pienses, “yo nunca haría eso.” Tal vez. Después de todo, un 35% de los voluntarios no continuaron hasta el final. Obviamente si leyeras el libro de Milgram, podrías entender mejor cómo un 65% de los voluntarios continuaron el experimento hasta el final. Quizás lo que un observador que no participó en el experimento vio, explique mejor que cualquier descripción, el conflicto que residía en la mente de los voluntarios...

“Observé a un hombre maduro que antes de entrar al laboratorio estaba relajado, sonriente y con confianza. Al cabo de 20 minutos fue reducido a un tartamudeante manojo de nervios, y estaba rápidamente acercándose a un colapso nervioso. Constantemente se tiraba de la oreja y se retorcía las manos. En determinado momento se golpeó la frente con el puño y murmuró, ‘Oh Dios, por favor paremos.’ Sin embargo, continuó respondiendo a cada palabra del científico, y obedeció sus órdenes hasta el final...”

Espero que empieces a darte cuenta de lo que puede suceder si continúas sin analizar críticamente tus creencias y el modelo del mundo por el que te riges.

Ahora bien, no estoy “culpando” a los doctores por decirle a la gente tal cosa o tal otra. Después de todo, ellos también operan dentro de su propio modelo del mundo. Este artículo no es sobre culpables, sino acerca de tomar responsabilidad. Creo que los médicos tienen la responsabilidad de informarse constantemente. Si lo hicieran, descubrirían que no deberían llamarle “incurable” a ninguna enfermedad.

Piensa en Alzaimer, hemorragia cerebral, cáncer, afecciones cardíacas — ¡de todas ellas hay pacientes que se han salvado! Sin dudas los avances de la medicina actual, aunque no totalmente disponibles al público en general sino muchas veces confinados a experimentos en pacientes “sin ninguna otra esperanza,” se llevan gran parte de la gloria. Y muchas de estas personas se han curado con tan solo una píldora… Sin embargo todos ellos hablan de “saber” que iban a vivir, y a vencer su enfermedad, más allá de las esperanzas expresadas por los médicos.

Lo que no sabemos nos está afectando en formas que ni siquiera podemos imaginarnos. Es por eso que es nuestra responsabilidad expandir y mejorar las cajas en las que operamos.

Sinceramente, me hubiera gustado saber todo esto cuando mi padre falleció de un cáncer pulmonar. Sin embargo, siempre recuerdo las palabras del actor Morgan Freeman cuando, en una entrevista, le preguntaron: “¿No te molesta que la fama te llegó a los 60 años?” Y Freeman (curiosamente su apellido significa “hombre libre”) responde: “No. Porque podría haber sucedido que nunca hubiera logrado nada de esto...”

Una vez más el hecho es el mismo — pero las creencias son diametralmente opuestas. Observa cómo el periodista utiliza un verbo en voz pasiva “la fama te llegó” revelando su creencia de que no tenemos control sobre nuestro destino. Freeman, en cambio, usa un verbo activo (logrado) indicando que él piensa que está en control de su vida.

Es por eso que ahora no me deprimo por no haber “sabido” que el cáncer era una enfermedad curable — ya que decidí otorgarle otro significado a esa creencia. Mi creencia actual es que quizás alguno de los suscriptores de Éxito Empresarial pueda utilizar esta información para salvar a un familiar, o tal vez salvar al familiar de un amigo. Y esta creencia me sirve. Me hace sentirme bien conmigo mismo, en vez de tener sentimientos de culpa por algo que no puedo resolver.

Haciendo un chequeo “ecológico” de nuestras creencias...

Para evaluar tus creencias debes empezar haciéndote las siguientes preguntas:

  • ¿Basado en qué creencias estoy operando?
  • ¿Quién determinó esa creencia? ¿Están calificados para hacerlo?
  • ¿Me sirve esta creencia?
  • ¿Quiero cambiar esta creencia?

Funciona tan simple y profundamente como esto.

Debido a que NO todos los marcos de referencia nos sirven positivamente, es que debemos hacer un chequeo ecológico de nuestras creencias para conocerlas bien.

  • ¿Cómo me ayuda este pensamiento, emoción, estado, o creencia?
  • ¿Va a mejorar mi vida, lograr lo mejor de mí, y alentarme a alcanzar mis metas?
  • ¿Me permitirá actuar de forma coherente con mis valores?
  • ¿O me va a limitar y reducir mi efectividad?

Pero... ¿es posible que si cambio la forma en la que interpreto un hecho, esté distorsionando “la verdad”?

No. Al crear diferentes interpretaciones, no estamos jugando juegos o distorsionando “la verdad.” Estamos creando marcos de referencia y poniendo en contexto a los hechos, experiencias, eventos, y palabras, para crear mapas más útiles y mejores que nos permitan desarrollarnos y ser todo lo que podemos ser.

Veamos ahora qué piensan algunos de los suscriptores de Éxito Empresarial...

El objetivo de analizar los siguientes e-mails es descubrir las creencias que nos limitan y las que nos dejan prosperar. La razón por la que me es posible reconocer fácilmente muchas de las creencias limitantes, es porque yo las tuve durante muchos años. También puedo reconocer las que nos propulsan a ser más prósperos, ya que son las que he adoptado actualmente.

Estimado Alejandro:
No te imaginas la importancia que ha tenido para nuestra empresa, el envio de los boletimes de Éxito Empresarial con temas de marketing de aplicación practica para tener éxito en la marcha del negocio. Es cierto a través de la aplicación, de las diferentes tecnicas, hemos visto el incremento del número de nuestros clientes, consecuentemente la mejora de nuestras utilidades, estando aun en un mercado con problemas de recesión. [...]
Jorge Guerra López
Paisano Telecom Café Internet
Huánuco Perú

Veamos ahora otro...

He recibido tres articulos desde que me suscribi a tu interesante pagina.
Desafortunadamente la mayoria hablan de productos, de contactos por Internet, etc. y muy pocos de servicios, de los cuales ninguno he podido aplicar a mi empresa. [...]
Ignacio R.

Las dos personas reciben la misma información y las dos promueven servicios (hechos) — sin embargo una obtiene resultados y la otra no. ¿Puede que la diferencia sea que un empresario es más inteligente, tenga más capital, y sea más buen mozo lo que realmente afecte los resultados? En mi experiencia, estas cosas juegan un rol muy pequeño en comparación con las creencias a través de las cuales los empresarios interpretan la información.

Luego de hablar, aconsejar y trabajar con miles de clientes diferentes en distintas industrias, puedo decirte que lo que separa a las personas que logran resultados espectaculares al aplicar las técnicas que revelo en Éxito Empresarial, de las que ni siquiera consideran usarlas, es el siguiente par de creencias...

Las personas que logran buenos resultados tienen expectativas de probabilidad. Cuando leen las técnicas se encuentran en un estado de curiosidad — buscando cómo pueden adoptar o adaptar estas técnicas para su negocio. En definitiva, buscan todas las razones por las cuales estas técnicas funcionarán para ellos también — y luego las aplican. Si no obtienen los resultados que esperaban inmediatamente, averiguan qué fue lo que ellos hicieron incorrectamente para que la técnica no funcionara, como lo muestra el siguiente mensaje:

El boletín Exito Empresarial me está ayudando increíblemente en el desarrollo de mi empresa y lo grandioso del mismo es que te hace aplicar cosas básicas para el Marketing de tu empresa. Nosotros, los empresarios pensamos que son tan simples que nunca van a funcionar, pero la magia es que estas cosas básicas funcionan y mucho, sólo hay que tener perseverancia en la aplicación de estos métodos. [...]
Creo que este boletín va a cambiar muchas vidas y el destino de muchas empresas.
Por último me quiero despedir transmitiendo que: En la época en que vivimos el capital a riesgo que tiene cada persona es el conocimiento.
[...] Coordialmente.
Mauro Malaisi
DIMAL SPI
Servicios Productos Insumos
Argentina
Villa Constitución -- Santa Fe

En el otro extremo, las personas que no logran buenos resultados enfrentan la situación de una forma diferente. Buscan todas las razones por las cuales las técnicas no funcionarán para ellos.

Muchos clientes con los que he trabajado creen que su producto es tan especial y diferente, que van a ser la excepción — que van a ser los primeros para los cuales las técnicas probadas que enseño, no van a funcionar.

Si relees el mensaje de Ignacio R. unos párrafos más arriba, verás que él cree que porque vende servicios las técnicas no van a funcionar para él. El hecho es que hay cientos de profesionales (los cuales en su gran mayoría proveen servicios) que utilizan estas técnicas a diario.

Una vez más debes preguntarte, “¿Me está sirviendo esta creencia?” Recuerda, en algún lugar del mundo alguien que está en una peor situación que tú, está en este preciso momento haciendo lo que tú piensas que es imposible de hacer. Hay un dicho que dice, “Los que piensan que algo es imposible de hacer, no deberían molestar a los que lo están haciendo...”

¿Es posible hacer que las técnicas que enseño fallen? Por supuesto. Es posible hacer que la mejor técnica del mundo no funcione si te lo propones.

Lo que si puedo decirte es que mis técnicas pasan la única prueba que cuenta. Aunque creas que todo lo que digo es mentira, si actúas como que fueran verdad, la mayor parte del tiempo funcionarán para ti también.

¿Por qué digo la mayor parte del tiempo? Porque dependiendo de tu habilidad puedes cometer una variedad de errores al implementarlas — cuanto más experiencia tengas, mayor será tu porcentaje de éxito. Pero si “finges” que van a funcionar para ti, siempre obtendrás algún grado de éxito.

Creencias realmente limitantes...

“Es difícil aplicar estas técnicas de marketing para mi negocio porque: mi ciudad es muy chica/grande... mis productos son muy sofisticados/comunes... vendo servicios no productos... mi caso es muy especial... etc., etc.”

En realidad, una de las mejores formas de lograr un incremento masivo en las ganancias de una empresa, es utilizar estrategias de marketing que son usadas con éxito en otras industrias — pero totalmente ajenas a las de esa empresa.

Dicho esto, si tienes un restaurante, ¿es más fácil aplicar una técnica revelada en Éxito Empresarial que ejemplifico a través de un restaurante? Por supuesto. Pero si tu mente está buscando cómo adaptar esta técnica para otro negocio completamente diferente, es muy posible que descubras que los cambios son mínimos. Por el contrario, si estás pensando, “Esta técnica es solo para restaurantes,” ni siquiera harás el mínimo esfuerzo para utilizarla. Tu mente se cerrará a la gran cantidad de posibilidades a tu alcance. Estoy seguro que conoces el dicho, “Las mentes son como los paracaídas, tienen que estar abiertas para funcionar correctamente...”

En definitiva siempre, siempre debes preguntarte, “¿me sirve esta creencia?” Si la respuesta es no, tienes la opción de descartarla como si fuera ropa vieja — y construir una nueva creencia que te sirva.

Hola Alejandro:
[...] Simplemente quiero agradecer tus emails, que aunque son un poco largos, me gusta el estilo y creo han servido para cambiar en parte mi visión de la empresa para mejorar.
Muchas veces me preguntaba porqué otros tenian exito y aunque lo he tenido varias veces, y no me puedo quejar, no soy capaz de manternerlo [...] Creo que todo esta en una visión bastante pesimista y negativa de lo que me rodea (me han dado bastantes palos, pero sigo).
En principio tus emails, me animaron mucho y comencé a usar algunas de las tecnicas que recomendabas para incrementar las ventas sobre todo en internet.
Use las post-datas en los emails, asi como las ofertas limitadas en tiempo y funcionó muy bien para promocionar uno de los ultimos productos.
No gané millones de dolares, pero si se notó poco a poco una mejora progresiva de las ventas y sobre todo conseguí clientes nuevos que en principio hubieran comprado muestras del producto más económico y de gama baja a que adquirieran producto del mejor y gama alta, consiguiendo al mismo tiempo satisfacción por la calidad de lo adquirido y nuevos pedidos ya para producción por importes elevados.
Ahora los clientes me buscan por calidad y no por precio. Aparentemente somos los mismos de antes, pero no es así. Las cosas las veo desde otro punto de vista más positivo. Sobre todo despues de leer un libro que recomendaste "Nos veremos en la cumbre". Muy bueno, muy bueno. Si me recomiendas alguno más te lo agradeceré. [...]
Jose Garcia
Digital Micro Devices

Una vez más tenemos la creencia opuesta...

Hola Alegandro:
Lamento decirle que no esta a mi alcance pagar a través de tarjeta de
credito, por favor si usted fuera tan amable de pagar esta cuenta por mí y
quizás un día yo pueda pagarle a usted, si se decide enviarme el reporte
especial por favor confirmarlo para enviarle mi dirección.
Saludo,
Rafael

Rafael “piensa” que no puede adquirir los libros que recomiendo. Un amigo dice, “si todavía no vendiste tu televisor no digas que no tienes dinero para comprar algo que te pueda beneficiar.” Comparto totalmente esa creencia.

Dos años antes de comenzar mi primera empresa (y mientras todavía estaba trabajando para otra persona) siempre separaba el 15% de mi sueldo para comprar libros. Muchas veces comí solo arroz y fideos para poder adquirir libros que me ayudaran a expandir mi mente. Aún hoy en mi propia casa las pantallas de mis computadoras son de 21 pulgadas... pero tengo un único televisor en todo mi hogar y es de solo 14 pulgadas.

Una vez más la gente que quiere buscar excusas dirá al leer el párrafo anterior, “pero Alejandro, tú no entiendes, yo ya estoy comiendo fideos todos los días.” En cambio la mente que busca posibilidad dice, “yo ni siquiera estoy comiendo todos los días, pero entiendo que lo que Alejandro expuso es un ejemplo. ¿Qué es lo que puedo aprender de esto para mejorar mi vida?”

Mucha gente no ha leído un libro que les ayude (la revista Hola y los libros de Stephen King no cuentan) desde que terminaron el colegio. En mi caso te diré que leo entre 35 y 40 libros por año, de los cuales obtengo nuevas ideas para incrementar mi prosperidad en todas sus formas. Y como te he dicho, hacía esto antes de tener seguridad financiera.

Estimado Alejandro:
Verdaderamente estoy sorprendido por el material que estoy recibiendo y te doy las gracias.
Estoy acostumbrado a borrar mas de 10 correos por dia que ofrecen oportunidades de todo tipo, asi que al principio tome con recelo tus palabras, pero me arriesgue a la suscripcion para ver como era el tema.
Los primeros consejos que lei en la web en "Articulos" 10 SECRETOS para Prosperar en una Economía en Recesión , me confirmaron algunas ideas y me surgio a raiz de ello una que estoy implementando en este momento y que multiplica por 100 las posibilidades de vender publicidad en mi portal. [...] Sin haber leido tu articulo no hubiera llegado a pensarla.
Enviare a un amigo la invitacion a suscribirse a Exito empresarial y te mantendre al tanto sobre los resultados.
Un saludo afectuoso.
Sindo Rodriguez
Director - PHARMAportal

Analicemos ahora este e-mail...

...... es realmente increible la cantidad de opciones que ustedes le quieren dar a los que "inocentemente" leemos sus correos.
Al principio me registre porque considere que era un boletin interesante, inteligente y serio. Ahora parece que quieren poner en la mente de los lectores ideas magicas, como sueños, como si fueramos novatos o personas simples que NO saben nada de la vida.
Ojala que mejoren este aspecto de sus boletines. Yo tengo muchisimos aNos en el mercado y creanme, no hay nada que se base solo en "creencias" superfluas acerca de lo que otros, como ustedes, han tratado de inventar.
Todo se basa en el trabajo constante, la persistencia y la preparacion o capacitacion para ir actualizandonos al nuevo mundo, ademas claro, de un poco de suerte, o de la ayuda de Dios para los que creemos en El.
Felicidades por su manera tan interesante de querer hacer negocios, pero no ayuda en NADA a los que creemos fielmente en el esfuerzo diario.
Muy cordialmente
Alejandro M.

La idea de que somos “víctimas inocentes” es tan seductora… Veremos este concepto en profundidad en breves momentos, en las “conversaciones con expertos en prosperidad.”

Déjame decirte algo sobre los sueños. Toda gran idea comenzó con un sueño. Los grandes progresos de la humanidad se han dado porque alguien primero soñó hacer algo, y luego lo hizo. Pero sin la visión, sin el sueño, NUNCA hubieran logrado su objetivo. Es nuestra visión lo que nos impulsa cuando encontramos obstáculos en el camino. Y para lograr cualquier meta que valga la pena, siempre encontrarás barreras en el camino.

Edison, por ejemplo, hizo más de mil intentos antes de inventar la lamparilla eléctrica. Es famosa su respuesta cuando (antes de que lograra su meta) un periodista le pregunta, “Señor Edison, ¿qué es lo que piensa sobre sus más de mil ‘fracasos’ en crear su lamparilla eléctrica” “Verá mi joven amigo, no he fracasado, solamente he descubierto mil formas diferentes en que no funciona...”

Este es otro ejemplo de cómo quienes logran sus metas, piensa diferente del resto de las personas. Un tropiezo en el camino es tan solo eso, un tropiezo, no el final. Para ellos, el único posible final es alcanzar su meta.

Es por eso que mis boletines y las promociones que te envío siempre encierran una visión de grandeza para ti — porque se el papel fundamental que nuestros sueños juegan para lograr nuestras metas.

Más mensajes...

a quien concierna:
gracias por haberme dado la oportunidad de conocer los secretos de las grandes empresas. De hecho hoy aplique algo que leí y salió la venta. [...]
Hector Marengo Fuentes


Me he permitido echar un vistazo a tu página y he visto que parece un
proyecto de fin de carrera, o de alguna iglesia evangélica, o algo así. De
tan optimista que es, da grima.
Si te tomases la molestia de aprender algo sobre economía e historia (no
las "oficiales", desde luego) y dejar un poco aparte tu querido marketing,
quizás te dieses cuenta de porqué no progresan las economías de nuestra
querida Sudamérica. La respuesta puedes encontrarla muy cerca, como que
estás sentado encima de ella, en Inglaterra, o en los Estados Unidos, o en
España, o en tu propio país. Todos ellos han sido y siguen siendo
depredadores de los recursos de medio mundo, y todavía estamos bailando al
son que marcan. [...]
Luis Angel A. M.

Es fascinante el significado que le otorga a mi página: “un proyecto de fin de carrera, o de alguna iglesia evangélica, o algo así.” Pero la creencia más limitante viene en el segundo párrafo. Una vez más hagamos la pregunta. ¿Le sirve esta creencia? ¿Es útil pensar que estamos limitados por factores externos? Absolutamente TODAS las personas prósperas te dirán que si realmente quieres ser próspero, los factores externos son simplemente una molestia perecedera e insignificante.

Hola Alejandro:
Un gran amigo me regalo la suscripcion a ICIME, la cual he aprovechado mucho en mi actividad diaria, pues con tus consejos, ya realize mis primeros e-mails que venden y han funcionado, además estos consejos llegaron justo cuando el trabajo estaba muuuuuy bajo y con ellos incremente mis posibles clientes, y por lo tanto se incrementaron las ventas.
Siempre leo los boletines con mucho cuidado pues me dan muy buenos consejos.
Gracias.
Ing. Jannet Segarra
Gerente de Cuenta
Freelancers.GrupoPisa
México, D.F.


Estimado Alejandro
Estoy apuntada a su boletin desde hace unos meses.
Recibo varios mails invitándome siempre a comprar sus libros.
La verdad es que pueden ser interesantes, pero su precio me parece excesivo.
Ya he comprado algunos e-books por ahí y luego te llevas decepciones.
La primera lo cortitos que son, y la segunda es que no merecen del todo el precio que tienen.Aunque saques algunas ideas u orientaciones, me parecen exageradas tanto las presentaciones como el precio.
"esta técnica que puede significar cientos de miles de dólares en ganancias extras para ti en los próximos meses."
Sin más, reciba un cordial saludo
Esperanza M.

El e-mail anterior contiene una vez más creencias limitantes que, en mi opinión, no le sirven. Una de las creencias de Esperanza es del mismo tipo que, “Una vez comí algo que me hizo mal, ¡y dejé de comer comida para siempre!” (Compró libros electrónicos de otros autores y no eran buenos.)

Quizás una mejor manera de evaluar si el “precio de un libro es excesivo” es a través de los resultados que logras. Si el libro sale 5 dólares y no aprendes nada, el libro es muy caro. Si cuesta mil dólares y aprendes como ganar un millón de dólares, el precio es una ganga.

En algunas de mis promociones menciono que si tienes el producto o servicio correcto, puedes crear una carta con la que ganes un millón de dólares. Una vez más es cuestión de creencias. Si crees que es imposible escribir una carta para vender un millón de dólares de tu producto o servicio, nunca llevarás a cabo las acciones necesarias para lograrlo. Si en cambio piensas que es posible, empezarás a buscar la forma de hacerlo realidad — y es muy posible que tengas éxito.

Alejandro, Te mando un afecuoso abrazo, y como siempre te quedo agradecido por lo que ya has aportado a mi empresa. Sobre todo a la apertura de mi cerebro a nuevas formas de ver mi sistema de ventas (desde que recibo tus reportes despedí a todos mis vendedores, y reemplacé la organización por un Departamento de Atención al Cliente que se dedica a enmendar los errores que cometíamos y que tu carta "¿Cuáles de estos 12 errores....?" me ayudó a descubrir).
Nuevamente GRACIAS !!!
Arq. Néstor R. Loguzzo
Servicios QB

La siguiente es una creencia limitante que aflige a muchos...

Estimado Amigo:
No me interesa el dinero como valor de cambio, me interesa ser feliz prescindiendo del dinero (del patrón moneda)
El verdadero placer no se compra ni se vende, se lleva en el alma.
Hacer negocios es bueno si el bienestar que produce es compartido; si en cambio se atesora ¿para qué sirve?
Un fuerte abrazo
ALI A. H.

Con una primera mirada, es tentador estar de acuerdo con este mensaje. Sin embargo, aunque disfrazada, la creencia subyacente en el mensaje anterior es: “Ser pobre es espiritual.” Una creencia interesante que merece ser explorada. Para hacerlo, espiemos las...

Conversaciones con un experto en prosperidad...

La siguiente conversación es una síntesis de varias conversaciones que tuve con este experto. Estas conversaciones tuvieron lugar durante un período de varios meses, y las estoy transcribiendo de la forma en que las recuerdo. He sido lo más fiel posible en mantener los conceptos originales. Como las conversaciones fueron privadas, he omitido el nombre completo del experto.

Alejandro: En tu opinión, ¿que significa ser próspero?

EP: Ser próspero implica tener un balance en todas las áreas que componen la prosperidad — salud, espiritualidad, abundancia, y felicidad. Si una de ellas está desbalanceada, afecta al total. Por ejemplo, si alguien no tiene seguridad financiera, esta afectará directa e indirectamente a su salud, la cual afecta su felicidad y socava su experiencia espiritual.

A: Cual sería tu respuesta a la gente que dice, “Ser pobre es espiritual.”

EP: La mayoría de la gente que tiene esta creencia, la justifica diciendo que la Biblia dice que ser pobre es espiritual, que ser rico es malo, etc. En realidad, la Biblia es uno de los libros más prósperos que existen. Pero tienes que entender que la Biblia ha sido usada para justificar las creencias y acciones más atroces también. La verdad es que al traducirla del Arameo original se cambió algo del significado, pero estos cambios no tuvieron tanto efecto como las modificaciones que fueron hechas a propósito por las autoridades más altas de la Iglesia.

A: ¿Qué quieres decir?

EP: Estoy seguro que sabes que antes la Iglesia y el Estado gobernaban juntos. Cada vez más los expertos coinciden que los líderes eclesiásticos alteraron la interpretación de algunos hechos bíblicos para que fueran más atractivos para la masa de gente. ¿Por qué hicieron esto? Simple. Para atraer más prospectos.
La narración de muchas de las historias fue cambiada simplemente por una razón de marketing. Obispos y otras altas figuras decidieron que para convertir más gente al culto, debían presentar a los hechos de forma más “atractiva.” Y si en ocasiones las enseñanzas de la Biblia parecen contradictorias (llevando a algunos a dudar de un doble personaje de Jesús — el rebelde y el salvador), es debido en gran parte a la interpretación adjudicada a los hechos.

A: Puedo ver el paralelo entre estos líderes religiosos y algunas de las grandes corporaciones de hoy en día. En la lucha por controlar a las masas, no me parece tan insólito que usaran cualquier método a su alcance para convertir a más “prospectos” en creyentes.

EP: La cosa es Alejandro, que debemos usar nuestro buen juicio para separar las enseñanzas verdaderas de las alteradas por el hombre. Puedes elegir todas las enseñanzas de prosperidad que tiene la Biblia y transformarte en un ser próspero, o adjudicarle otro significado completamente distinto, ¡y usarla para justificar las acciones del Ku Klux Klan!

A: Estoy de acuerdo que es nuestra elección y nuestra responsabilidad el hacerlo.

EP: Lo cierto es que las religiones organizadas han hecho un trabajo muy eficiente en aterrorizar a sus creyentes. Por ejemplo, ¿sabías que el significado de fe también fue alterado? En un principio fe significaba creer “a través del conocimiento,” mientras que el significado actual es prácticamente “fe ciega.” También la palabra blasfemia se usa en un sentido muy amplio. Alguna gente ha llegado a decirme que mis opiniones son una blasfemia. En realidad, blasfemia es hablar de Dios en forma irreverente. Como he dicho, las religiones organizadas han hecho un gran trabajo en controlar al hombre para que no piense. Para que acate lo que ellos dicen ciegamente. De la forma que yo veo a Dios, Él nos creó con libre albedrío. No hay nada malo en cuestionar nuestras creencias. Luego de hacerlo, podemos reafirmarlas a través del conocimiento (en vez de la aceptación ciega) o darnos cuenta que estas creencias fueron instituidas con un propósito opuesto a lo que predican.

A: Entiendo. Pero, ¿cómo justificas que tener independencia financiera es parte de ser próspero?

EP: El dinero tiene un solo propósito: extender el bien que podemos hacer. ¿Crees que yo podría ayudar a la cantidad de gente que ayudo si trabajara por un salario mínimo en Burger King? Primero debemos ayudarnos a nosotros mismos si queremos ayudar a los demás. Por ejemplo, nadie puede enseñarle a otra persona cómo ser saludable si ellos mismos tienen mala salud. Tener riqueza material nos permite organizar nuestro día, nos da la estabilidad para poder cuidarnos física y mentalmente, disfrutar de la abundancia que está a nuestro alrededor. Cuando no tienes que llegar a tu casa muerto de cansancio, puedes dedicarte a desarrollar tu mente, tu cuerpo, y tu espíritu. En definitiva, a vivir prósperamente, lo cual es nuestro derecho de nacimiento. En el mundo de hoy, los mejores gimnasios, la mejor alimentación, el mejor cuidado médico, cuesta dinero. Ayuda profesional de cualquier tipo cuesta dinero. ¡Qué contradicción es pensar que ser prósperos y celebrar de este modo a nuestro Creador, implica de alguna forma no ser espiritual!

A: Coincido con tu punto de vista.

EP: Lo que sucede es que la mayoría de la gente “forma” sus creencias religiosas a una muy temprana edad, y son completamente incapaces de discutirlas racionalmente, o tener algún tipo de pensamiento crítico en esta área. Tan pronto como el tema religión es mencionado, sus cerebros quedan en modo pausa, y la programación emocional a la que han sido expuestos por años y años entra en acción como un reflejo condicionado. Mucha gente evita la función del pensamiento crítico, y prefieren en cambio que otra gente les diga qué pensar. Para eso tienen comentadores deportivos, presentadores de shows de televisión, y columnistas en los diarios que les dicen qué deben pensar, cómo deben sentirse, y qué es lo que deben decir acerca de cualquier cosa. Es como en la película “La Matriz.” Es difícil liberar una mente después de cierto tiempo. La mayoría de la gente pelea con uñas y dientes para defender las mismas creencias que los esclavizan.
He observado que es muy placentero para muchas personas pensar que están sufriendo por sus “virtudes” — en realidad esta es una mentalidad de escapismo. Por ejemplo, la gente piensa que convertirse en un millonario es malo — la creencia subconsciente detrás de este pensamiento es que creen que nunca podrán llegar a serlo. Es una especie de válvula protectora que evita que piensen “si hay otras personas que han logrado independencia financiera y yo no lo he logrado, entonces debe haber algo malo conmigo. Por lo tanto, quienes tienen independencia financiera deben tener algo malo.”
Lo cierto es que si crees que cuando hagas un millón de dólares te convertirás en alguien “malo,” no tienes nada de que preocuparte. NUNCA te convertirás en un millonario pensando de esa forma. Lo mismo si piensas que estás confinado al cuerpo que “tienes,” NUNCA vas a estar sano.

A: (Estoy de acuerdo. Hace unos años, si me exponía al sol por solo unos minutos, mi piel se enrojecía de forma peligrosa. Entonces formé la creencia de que ir a la playa no me importaba, que yo no era el tipo de persona que disfruta estando al sol, etc. Luego de un tiempo me aburrí de ser un “vampiro” que solo podía salir a la calle de noche. Y probé algo que aprendí en un libro, repetirme una y otra vez al estar expuesto al sol, “Mi cuerpo hará todo lo que sea necesario para protegerse a sí mismo”. Y casi como por arte de magia, mi cuerpo realmente empezó a protegerse a si mismo. Mi piel ya no se enrojece al estar al sol. Esta “válvula de protección” que usamos para validar nuestras acciones me resulta familiar.)

EP: La verdad es que no creo que nadie esté sirviendo a Dios siendo pobre. Algunas personas tienen el concepto de que hacer una protesta con una pancarta que diga, “Salva al Amazonas — el pulmón del mundo” es algo muy noble. Tal vez. ¿Pero sabes quién está salvando al Amazonas? Los millonarios que están donando dinero para que organizaciones sin fines de lucro “compren” al Amazonas para protegerlo. Estas organizaciones están haciendo una labor espectacular. Lo mejor que puede hacer una de esas personas con una pancarta para salvar al Amazonas, es convertirse en millonario.
Pero lo que realmente no entiendo son los empresarios que justifican que no les interesa hacer dinero. ¿Están sirviendo a Dios teniendo un negocio mediocre en vez de uno verdaderamente próspero? Creo que Dios, el universo o como quiera que lo llamen en otras religiones, ayuda a los que se ayudan a si mismos.
Sé que estos conceptos son muy duros para la mayoría de la gente — pero creo en ellos con pasión.

A: Sin lugar a dudas tu mensaje es importante. Y creo que quienes ejercen su derecho de cuestionar sus creencias libremente, son capaces de apreciar tus puntos de vista — aunque no siempre los compartan...

En definitiva, ¿qué puedes aprender de esta conversación?

Que tienes opción. Obviamente no tienes por qué aceptar todo lo que el experto dice. Pero creo que es una buena idea considerar los conceptos planteados, y analizarlos. Simplemente hazte la pregunta, “¿Me sirve esta creencia?” Si la respuesta es no, descártala por el momento. Utiliza tu mente y tu discernimiento, lo cual es lo que nos separa del resto de los animales. Piensa — en vez de reaccionar por reflejos condicionados.

Y si crees que este es el único experto en prosperidad que piensa de esta forma, desecha ese pensamiento...

Extracto de un artículo escrito por otro experto en prosperidad — Randy Gage...

Querido Estudiante,

“La pobreza es un pecado.”

Charles Fillmore sorprendió a la comunidad religiosa al pronunciar este enunciado hace ya décadas. Y la gente todavía se sorprende cuando lo afirmo hoy en día. Sin embargo si traduces el texto en Arameo de la Biblia original, aprenderás que pecado significa “estar por debajo de la marca.” El libro Un Curso sobre Milagros describe al pecado como falta de amor.

Estoy de acuerdo con estas dos definiciones, porque creo que cuando uno es pobre, está por debajo de la marca, y rechazando el amor que tu Creador tiene por ti. No hay nada espiritual en la pobreza. La pobreza hace que la gente mienta, haga trampa, robe y hasta cometa asesinatos.

El éxito y la prosperidad son tu verdadero estado natural. La persona que no es exitosa está en desigualdad con el Universo.

[...] Todas las cosas tienen su origen en la mente. Las ideas son centros de estados de conciencia. Tu salud, felicidad, relaciones, situación financiera e inteligencia, todas serán determinadas por los pensamientos a los que das precedencia, las ideas que nacen en tu mente. —Randy Gage

NOTA: Si quieres profundizar sobre las enseñanzas de Charles Fillmore, quizás te interese saber que su libro más renombrado se llama Prosperidad.

A continuación relato brevemente la historia de Randy Gage, ya que enseña mucho acerca de prosperidad en acción.

De mendigo a millonario...

Randy Gage creció sin padre en una familia muy pobre. Luego de una dura infancia y convertirse en un adicto al cigarrillo, alcohol, y otras drogas más pesadas, terminó preso por robar un almacén en su adolescencia.

Mientras estaba en prisión, el padre de una amiga le visitó y le dio palabras de apoyo, le orientó hacia qué camino tomar. “Tú no eres esta persona,” le dijo, “eres mucho más inteligente que esto...”

Para hacer corta una muy larga historia, Randy comenzó a seguir el consejo de su primer mentor. Comenzó a estudiar ávidamente la información que lo transformaría en lo que es hoy: Un multimillonario que enseña a otras personas sobre prosperidad. Que va a reformatorios para compartir su historia con otros jóvenes. Que viaja a través de todo el mundo, y que se relaciona maravillosamente con otros seres humanos.

Randy dice que la primera “luz” que se encendió en su mente y que lo llevó a cambiar a pasos agigantados, fue hacerse esta pregunta, “¿Quién es la persona que siempre estuvo presente en la escena del crimen?” La respuesta fue clara...

Verás, según sus propias palabras, “Cuando era pobre, enfermo y estúpido, me juntaba con otra gente pobre, enferma y estúpida para contarnos historias de víctimas: ‘con este gobierno no se puede hacer nada, se me rompió otra vez el auto, etc.’ ¡Y cómo odiaba cuando otra persona tenía una mejor historia de desgracia! Así que inmediatamente iba a manifestar otra tragedia en mi vida, como un meteorito aterrizando en el techo de mi casa o un tumor.”

“Culpar a otros o a circunstancias ‘fuera de mi control’ por mis fallas, era cómodo. Pero cuando tomé responsabilidad por todas y cada una de las cosas malas que me sucedían — así también como de las buenas — fue que tomé las riendas de mi vida. Y te aseguro que nunca miré atrás después de ese momento.”

Randy cuenta que toda su filosofía de éxito se puede resumir en la siguiente frase, “El único queso gratis... está en la trampa para ratones.”

Randy dice, “Cuando comprendí que el resto de la gente no me debía nada, y que solo iba a salir del pozo o solo me iba a hundir, fue un gran momento de revelación. Hoy en día esta filosofía me sigue empujando a nuevos logros. He dejado de buscar obtener algo sin dar nada a cambio, pues ahora se que una de las reglas que rigen al universo, es que siempre debemos intercambiar valor por un valor similar.”

Pobreza en una mano, abundancia en la otra...

Nuestras creencias pueden darnos alegría o generar desesperación extrema. Podemos vivir como la mayoría de la gente en un estado semi-sonámbulo... haciendo nuestras tareas diarias y dejando el tiempo pasar... recordando nuestra infancia y los momentos en que estuvimos enamorados... o crear un nuevo futuro para nosotros y los que amamosla elección ES nuestra.

Alcanzar independencia económica nos posibilita hacer lo que realmente queremos hacer. En vez de estar pensando constantemente en las cuentas a pagar, puedes dedicarte a cuidar tu cuerpo, entrenar tu mente y cultivar tu espíritu. Puedes convertirte en una influencia positiva, liderando a través de tu propio ejemplo. Podrás mostrarles a otros que sus sueños pueden convertirse en realidad.

Creo firmemente que hay prosperidad y abundancia a nuestro alrededor — y solo lleva un simple cambio mental para aceptarla. Creo que la pobreza y la riqueza no tienen nada que ver con cuánto dinero tienes en el banco — “la pobreza es un estado mental... al igual que la riqueza.”

Cuando decidas que estás listo a explorar el fascinante mundo de la prosperidad, habrás dado el primer paso para aceptarla. Es entonces que te podré ayudar a crear seguridad financiera con tu propio negocio.

Entiende lo siguiente...

Si tienes que elegir a un maestro para que te enseñe a jugar tenis, a plantar rosas o incluso te eduque sobre literatura del siglo XVI, puedo asegurarte que yo soy una pobre elección. Pero si vas a elegir a un mentor para que te enseñe a mejorar tu negocio — encontrarás en mí al mejor del mundo. ¿Una creencia arrogante? Tal vez. Pero los resultados que logro para mis clientes lo comprueban día a día. Mis propios colegas en marketing y publicidad me piden que los ayude cuando tienen un proyecto difícil — y cuando hacemos un proyecto en común soy siempre el que escribe las cartas, anuncios y otros materiales promocionales.

Es tu responsabilidad buscar a quienes te podrán ayudar en las otras áreas de la prosperidad. Pero recuerda, escoge a tus mentores con cuidado. Nadie puede decirle a alguien como hacer algo que no ha hecho antes. En general es fácil reconocer a los falsos mentores — son los que no hacen lo que profesan, es decir, no practican lo que predican.

Sugerencias para desarrollar tu prosperidad...

El arma más importante en el arsenal de cualquier persona que quiera ser exitosa, es el conocimiento. La gente próspera tiene una colección de “amigos virtuales” que les dan buenos consejos a diario: los libros que han escogido cuidadosamente. Es por eso que mi sugerencia principal es: comienza tu propia Biblioteca del Éxito. Establece la meta de leer por lo menos un libro al mes. Puede ser sobre marketing, espiritualidad, salud, prosperidad en general, ventas, etc. Reserva una parte de tus ganancias para ampliar tu biblioteca — esto no es un gasto, es una inversión en tu mente y tu futuro.

Puedo asegurarte que los empresarios exitosos valoran la información más que el dinero. Y algo que he observado, es que mis mejores clientes son los más exitosos. Estos empresarios valoran la información lo suficiente como para buscarla en cualquier formato en que se encuentre y pagar por ella. Saben que el conocimiento es más valioso que el oro. Las joyas, casas, y el dinero pueden ser perdidos, o robados. Pero el conocimiento de cómo hacer dinero es tuyo para siempre. La gente súper exitosa parece saber esto instintivamente, y se convierten en estudiantes perpetuos. Siempre interesados en aprender algo nuevo que los beneficie.

Quienes no tienen éxito, son completamente ignorantes de estos conceptos. Guiados por sus creencias limitantes, prefieren invertir su dinero en autos, vacaciones, juguetes y otras tonterías que los mantienen pobres. No me malinterpretes, cuando tengas seguridad económica, podrás adquirir esas cosas — pero mientras tanto, invierte tu dinero sabiamente.

Comienza a invertir en ti mismo — eres el recurso más importante que tienes. La siguiente es una selección de libros que debería estar en tu biblioteca del éxito:

También obtiene estos tres libros de mi propia compañía tan pronto como puedas:

Estos 8 libros son los que aconsejo a todos mis amigos que me han pedido consejo para ser más exitosos. Es también lo que te aconsejo a ti y a los tuyos.

Cuando empieces a pensar como un millonario te podrás convertir en uno. Cuando pienses como una persona sana, serás sano. Por ejemplo, te puedo decir que en mi caso hace más de una década que no voy al médico. A los 35 años de edad tengo mejor estado físico que el que tenía a los 20. Puedo correr 10 kilómetros en 54 minutos — sin cansarme. Y la diferencia es el modelo del mundo que he construido para interpretar los hechos.

Cuando empieces a pensar prósperamente, una de las cosas que observarás es que atraerás gente próspera a tu vida también. Verás que esto se transformará en lo opuesto de un círculo vicioso — será un “círculo de prosperidad.” Atraerás gente a tu vida que piensa como el nuevo tú — verás que la prosperidad busca y atrae más prosperidad.

Tus pensamientos generarán nuevas ideas, las cuales traerán nuevos resultados. Al actuar de esta forma, crearás nuevos hábitos, y tus buenos hábitos te llevarán a lograr el éxito.

Recuerda, cuestiona lo que la gente te quiere hacer creer como “verdad.” Usa tu cerebro y no aceptes cosas sin pensar. No reacciones como lo hace la masa. Evalúa lo que es correcto para ti y harás algo que el 95% de la gente nunca ha hecho. Sobre todo, haz esto con las creencias que antes pensabas que estaban “grabadas en piedra.” Filtra a través de tu pensamiento lo que te dice el gobierno, la prensa, etc. Cuando piensas diferente que el resto, es que empiezas a ver las posibilidades que otros no pueden ver.

Probablemente haya muchas cosas que descubriste en este artículo que no sabías. Por ejemplo, creencias que fueron impuestas por la sociedad que ni siquiera tenías idea que estaban ahí. Creencias que estaban poniendo un techo invisible (pero impenetrable) a tu prosperidad.

Sería fantástico que cuando nacemos alguien nos dijera, “Aquí está el manual de cómo funciona tu cerebro.” Pero lo importante es lo que harás de ahora en adelante que tienes estos nuevos discernimientos.

Entender cuáles son las creencias que te limitan es la mitad de la batalla. Solamente al identificarlas y ser consciente de ellas, les sacas gran parte del poder que tienen sobre ti.

Obviamente es normal sentir confusión al principio, pero si estás dispuesto a cambiar y a hacer algo al respecto, vas a lograr lo que quieres. Y estos no son simplemente buenos deseos o “pensar positivo” — los hechos lo comprueban. Como hemos visto, tus nuevos pensamientos son la llave que abrirá la puerta a un futuro de abundancia.

Establece metas realizables al principio, pero que a la vez te inspiren. Si nunca has hecho más de US$ 10.000 en tu vida, sería ridículo que tu primera meta sea convertirte en un billonario. Pero tu primera meta podría ser hacer US$ 100.000 este año. Lo que significa ser próspero para ti en este momento, irá cambiando y evolucionando con el tiempo. A medida que logres tus metas, crearás nuevas metas que sean dignas de la nueva persona en la que te has transformado.

Algunas creencias que me han servido...

La siguiente es una colección de creencias que me han ayudado a atraer abundancia a mi vida. Te sugiero que las analices utilizando tu pensamiento crítico, y decidas si te servirán a ti como me han servido a mí.

  • Todos tenemos los recursos necesarios para cambiar;
  • El pasado no determina nuestro presente;
  • Fallar no existe — lo único que puedo obtener son resultados;
  • Si persisto nada podrá detenerme;
  • Puedes obtener todo lo que quieras, si ayudas a otras personas a lograr lo que ellas quieren;
  • Todos tenemos el potencial para convertirnos en millonarios en un plazo de 5 años o menos;
  • Siempre hay una o varias formas de lograr lo que queremos — sin importar cuales sean nuestras circunstancias. Quizás no sepamos cómo, pero lo podemos aprender.

El Rol de Liderazgo que podrás jugar en la nueva era...

Vivimos en un mundo que ha visto y sigue viendo cambios a una velocidad vertiginosa. Un mundo de contrastes.

Nuevas armas de destrucción son creadas a diario, la población mundial sigue creciendo, y docenas de países viven inmersos en absoluta pobreza.

Al mismo tiempo, una nueva revolución tecnológica tiene el potencial de extender la vida de todos los seres humanos, de explorar nuevos mundos, y abrir nuestros ojos a nuevas dimensiones del pasado y del futuro.

Paradójicamente, ha habido una caída lenta pero constante del “nivel intelectual” de la población a nivel mundial — la gente parece pensar menos, tener menos ideas, y aceptar sin ninguna evaluación las creencias que otros les alimentan.

La falta de liderazgo ha ayudado a que muchos se desviaran de su camino, perdieran la voluntad, y dejaran de lado sus visiones.

Es por eso que hoy más que nunca se requieren líderes con convicción. Líderes que muy probablemente surjan de los rangos conformados por los nuevos héroes de nuestra era — los empresarios.

Verás, desde hace mucho tiempo ya, el hombre no necesita salir a cazar para obtener su comida. En aquel entonces el cazador era el héroe, el líder de su tribu. Era el que hacía que las cosas “sucedieran.”

Hoy en día las cosas “suceden” cuando un producto es vendido. Si no existieran vendedores y empresarios, el mundo y su economía se detendrían en sus rieles con un gemido agonizante.

Son los empresarios quienes, por propia voluntad, decidieron separarse de la masa y arriesgarlo todo para llevar a cabo su visión. Son los empresarios quienes han demostrado que tienen las cualidades necesarias para liderar a sus semejantes a nuevos tiempos de prosperidad.

Ya no es posible esperar a que los gobiernos resuelvan nuestros problemas. Debemos dar el paso adelante y hacerlo nosotros mismos.

En todo el mundo, poco a poco y cada vez más, la gente que persevera y está abierta a nuevas ideas, está tomando el lugar que les corresponde. No porque así lo hayan planeado, sino porque sus esfuerzos los propulsan a esos lugares de liderazgo.

Gente que no está atada a las tradiciones del pasado, que no está cegada por el trapo rojo que la sociedad impone ante sus ojos. Gente de todas las edades, pero jóvenes de corazón, que quiere hacer a sus comunidades más fuertes y libres, superando los peligros y al enemigo más terrible — el que está dentro nuestro...

Gente que, sin importar su religión, raza o inclinación política, ha elegido consciente o inconscientemente llevar luz a la vida de otros a través de su ejemplo. Traer esperanza donde había desesperación, conocimiento donde había ignorancia, y paz donde había perturbación.

Hay nuevos horizontes de oportunidades sin descubrir, desafíos a confrontar, y esperanzas a cumplir. Oportunidades, prosperidad y abundancia están a nuestro alrededor — tanto estemos conscientes de ellas como si no.

Sería fácil encerrarnos en nuestras cajas... estancarnos en la mediocridad... y ser arropados por las falsas canciones de cuna de la pereza. Pero creo que estos tiempos demandan imaginación, pensamiento libre, y determinación.

Tal vez para ser uno de los nuevos pioneros de esta fascinante era en que vivimos. Y lo que se necesita es coraje en vez de complacencia.

¿Estás listo a invertir en el presente para mejorar tu futuro... o hipotecarás tu futuro con apatía en el presente?

Esta es la decisión que debes tomar. Y sin embargo, tal vez sin que te dieras cuenta, tu viaje ya ha comenzado...

Si eres sincero contigo mismo, creo que siempre has sabido que había un gran destino que te aguardaba... creo que lo has sentido toda tu vida. No sabes cómo explicarlo, y sin embargo, siempre ha estado ahí presente... una voz en un rincón... una pasión que ha esperado pacientemente — y que solo desea ser liberada.

Tengo confianza en ti. La tengo porque has tomado dos pasos concretos que demuestran que estás dispuesto a llevar a cabo, las acciones que otros vacilan en tomar:

  1. Te has suscrito a Éxito Empresarial; y,
  2. A pesar de mis advertencias y lo largo del artículo, lo has leído hasta el final.

¿Puedes imaginar cuantos miles de personas han tenido la misma oportunidad que tú y no la han aprovechado? Miles de personas eligieron ver un programa de televisión que les “programa” con creencias limitantes, en vez de hacer lo que tú acabas de hacer — cultivar tu mente.

Ya has tomado los primeros pasos para mejorar tu futuro, y este artículo te servirá como guía para tomar los siguientes pasos — los cuales conducen a un nuevo y brillante futuro de abundancia.

Esperando que nos veamos en la cumbre se despide tu amigo,

Alejandro Pagliari

Presidente
ICIME


**********************************************************************

"El regalo de la felicidad pertenece a quienes lo sacan de su envoltorio..."
—Anónimo

**********************************************************************

"El trabajo del pensamiento se parece a la perforación de un pozo: el agua es turbia al principio, mas luego se clarifica."
—Proverbio Chino

**********************************************************************

¡NUEVO! Regala una suscripción a Éxito Empresarial a un amigo y te
enviaré una nueva idea de cómo prosperar en la situación económica
actual. Simplemente haz clic aquí para efectuar tu obsequio...

**********************************************************************

 


 

 

Suscríbete Gratis a Éxito Empresarial | Recomienda Amigos | Qué dicen los Suscriptores | Artículos | ¿Qué es el ICIME? | Lista de Empresas | Contactar | Inicio

12A Selwyn Court, Church Rd, Richmond, Surrey TW10 6LR
Página Web: www.icime.com
© Copyright MMII ICIME
Todos los Derechos Reservados